“Universidad docente”: todo el poder al PRO

Ante el intento del gobierno PRO en CABA de crear una “Universidad Docente” caben algunas puntualizaciones, a modo de primer análisis sobre la problemática:
1) Los egresados de los Institutos de Formación Docente eran, en CABA 3451 al comienzo de la gestión PRO en 2007, y 2307 en 2015, 8 años después. Por otro lado, la caída más abrupta en los egresados se da en los IFD privados, que se redujo más de la mitad, y que no entrarían en esta reforma, que sólo afectaría a los IFD de gestión estatal (¿Será acaso esta reforma un intento de vaciar aún más los IFD públicos para evitar que se extingan los privados?).
2) CABA es el único distrito donde faltan docentes y cae su tasa de egresados. Aunque correlación no es causalidad, esa correlación parecería tener una única explicación: las políticas públicas educativas del PRO en 10 años de gobierno ininterrumpido.
3) No se trata de una “crisis vocacional”, como comentó Clarín: una “crisis vocacional” es no saber bien qué hacer con la vida, no los efectos estadísticamente comprobables de 10 años de vaciamiento y mercantilización educativa.
4) La intención del PRO no es -de ninguna manera- “jerarquizar la docencia”, sino descabezar los Consejos Directivos de los Institutos de Formación Docente de CABA, que no les responden políticamente.
5) Centralizar las decisiones políticas en un único eventual Consejo Directivo o Superior le permitiría al PRO “resetear” las relaciones de fuerzas en torno a la educación superior en CABA y hacer ingresar, por ejemplo, a fuerzas “amigables” que están presentes en la UBA pero no en los IFD.
6) Al mismo tiempo, le permitiría accionar velozmente sobre el cierre de cursos, dejando docentes sin trabajo y sobrecargando al resto. La formación docente es muy difícil de ser llevada a cabo de forma masiva, por la dedicación que requiere formar perfiles acorde.
7) “Jerarquizar la docencia” es ofrecer condiciones de trabajo atractivas. Todo el resto -si es universitaria o no, por ejemplo- es en esta instancia una discusión bizantina.
8) Si el PRO realmente quisiera jerarquizar la docencia no ofrecería salarios a la baja, escuelas detonadas en su infraestructura, y un abandono de las funciones sociales que le corresponden al Estado y que nos permitiría a los docentes salir de los atolladeros en los que muchas veces caemos por tener que afrontar problemáticas que nos exceden ampliamente.
9) Los Organismos Internacionales (los mismos con los que el gobierno de Cambiemos se endeuda de forma escandalosa) recomiendan que toda reforma educativa importante sea consensuada con los actores involucrados en el sistema. Nada de eso sucedió. Nos enteramos por los diarios.
10) Retomando lo anterior, las instituciones educativas -en este caso, los IFD- necesitan contar con cierto nivel de autonomía pedagógica para no quedar atados a los vaivenes y “caprichos” de los gobiernos de turno.Y los “caprichos” del PRO sólo han tenido efectos de vaciamiento y mercantilización de la escuela pública.
11) Eventualmente, el PRO no va a construir un edificio nuevo, de última tecnología, con gente nueva. La “Universidad Docente” absorbería a parte de los actuales docentes de los IFD, y sus sedes serían las actuales que se caen a pedazos, donde no hay Wi Fi abierto, etc.
12) El objetivo es pura y exclusivamente de centralización (y control) política y ajuste fiscal. No hay un milímetro de intencionalidad educativo-pedagógica en esta avanzada. No hay modernización de cambio.
13) La pregunta “¿Debe la formación docente pasar a ser universitaria?” es capciosa y malintencionada. En abstracto, ese paso no resuelve el problema de la jerarquización, y menos aún en este contexto. No es lo que está en juego en este caso.
14) Los docentes reclamamos acompañamiento estatal, mejores salarios y mejores escuelas. Eso, y no otra cosa, es jerarquizar la docencia. Sólo transitando ese camino -y no poniendo la carreta delante de los caballos como una bomba de humo- se comenzará a mejorar la educación.
15) Varios de los más importantes IFD de CABA ya están en estado de movilización. La creación debe pasar por la Legislatura local. ¿Cómo votará la oposición al macrismo en la Ciudad? ¿Estará a la altura de las circunstancias?
Francisco_de_Goya,_Saturno_devorando_a_su_hijo_(1819-1823)_crop
Francisco de Goya, “Saturno devorando a su hijo” (1819-1823)
Anuncios

3 thoughts on ““Universidad docente”: todo el poder al PRO

  1. En el punto 7 sobre jerarquizar la docencia también implica llamar al diálogo para construir proyectos consensuados. También sería aportar para que la sociedad valore y conozca la tarea docente y no lo contrario, que es lo hizo el PRO en el último conflicto laboral (también lo hizo Cristina al iniciar su primer mandato). Jerarquizar la tarea docente podrían ser tantas cosas y este gobierno no lo representa. Sólo puede sostener la mentira gastando plata para su política de marketing.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s